lunes, 12 de marzo de 2012

Sebastián Roa, Venganza de sangre


De vez en cuando cae en nuestras manos una buena novela histórica y la lectura se precipita.

En la convulsa Europa de la Edad Media, un joven se debate entre su deseo de forjar su propio destino y su deber de acometer la venganza de sangre contra aquellos que en el pasado mataron a sus padres. Esta es la historia de Blasco de Exea, un honorable caballero convertido en monje templario en el peor momento de la historia del Temple, cuando la Orden peligra y su disolución violenta se acerca.

Con la trama de Venganza de sangre viajaremos por diferentes escenarios (Malta, Aragón, Cerdeña, Escocia, Valencia, Sicilia…) y, como sucede en las novelas históricas de calidad, transitaremos por la Historia con mayúsculas, la de los grandes hombres, los reyes, los poderosos que hacen y deshacen, los entresijos de la diplomacia palaciega y las campañas de conquista en los albores del siglo XIV, unos años en los que el Mediterráneo no era, precisamente, el mar en calma donde veraneamos.

Sebastián Roa (Teruel, 1968) posee ya tres novelas en su haber y varios premios que acreditan su solvencia literaria. Además, esta última luce un prólogo excelente, nada menos que de la pluma de José Luis Corral, por si faltasen atributos, que no faltan. Pero quizás, más allá de todas las virtudes, de la buenísima documentación, las batallas y los duelos de esgrima, lo que agradecemos al autor es ese ritmo que ha conseguido en la novela, por el que no puedes dejar de leer las aventuras de Blasco y, sin embargo, te obliga también a ralentizar la lectura y a disfrutar de la ambientación y del lenguaje medieval, riquísimo.

Si queréis ver el vídeo de la primera parte de este programa (07/03/2012), pinchad aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario